El Osito Amoroso, un caminante en silla de ruedas

A pesar de haber entendido que vivimos en un mundo de dualidad, el caminante principiante se siente atraído por las sirenas de la unificación. Esto es normal ya que de cierta manera es lo que se requiere. Sin embargo, la información se presenta de tal manera que lo que parecía ser una atracción luminosa rápidamente se convierte en soledad y camino de la cruz.

De hecho, sería al igual que el soltero buscando a la Barbie de sus sueños o como la soltera buscando a un clon de George Clooney. Esto suena muy arrollador, así como las proyecciones de paz, armonía, fusión, encuentro con almas-gemelas magistrales, sexualidad trascendente, al lado de esto, hasta un subidon de Kundalini se parecería a un petardo mojado…

Resumiendo, para que alguien se levante y camine, hace falta una tremenda motivación para que salga de su letargo de 3D, en la cual bajo una actividad rutinaria pero muy acaparadora, no tiene ni un segundo para él, haciendo que crezca en él una insatisfacción muy palpable y tremendamente angustiante.

Entendemos entonces que sacar a todas las atractivas sirenas es al principio una obligación pero rápidamente, una vez sentado en el borde de la cama, se le presenta una silla de rueda porque a este leñador de la siesta le duelen las articulaciones hasta el punto que a penas consigue reprimir sus arrebatos de ira. Se creía capaz de ligarse a la bella enfermera levantándose suficientemente rápido…resumiendo, aquí están las distintas etapas del despertar.

1- La fase del dormilón profundo

Se trata del individuo acostado que al abrir los ojos está viendo una realidad que no le gusta. Para huir de ella, acepta que se le coloque encima un casco y una tele como gafas. El programa consiste en el telediario y algunas series de segunda acerca de una vida en 3D en la cual se impone la personalidad causando estragos. Y como guinda del pastel, habrá de vez en cuando algunas películas de Hollywood para hacerle escapar un poco de su miseria cotidiana.

2-La fase del dormilón que se atreve a abrir los ojos durante un tiempo bastante largo

Se trata del individuo que empieza a hartarse de las películas y de las series y empieza a ver que las informaciones que le llegan a través de la tele son muy muy orientadas hasta darse cuenta de que se le toma por un con-sommateur.*(tonto-dormitando).Es entonces cuando bajo la apariencia de “ne me muevo para no llamar la atención”, descubre a unas cuantas enfermeras vestidas de blanco que van y vienen para reemplazar unos bidones vacíos colocados arriba.

Es entonces cuando descubre que es un paciente usado como ratón de laboratorio. Se le inyecta toda clase de porquerías químicas directas como los medicamentos y las vacunas o indirectas como por ejemplo la comida basura o unos pañales anti-algo. En resumen, este dormilón empieza a preocuparse por su registro ya que se da cuenta que no es nada mas que un numero (en la seguridad social….)

3-La fase del dormilón que decide actuar

Es aquel que toma consciencia de que si no se mueve el culo, acabara por palmarla y su vida sólo habrá sido inconsciencia. Entonces se decide en romper el hielo queriendo charlar con las enfermeras. Entonces, gracias a ciertos ruidos (¿oraciones?), llama la atención de una enfermera que acaba mirándole a los ojos.

Es cuando nuestro paciente descubre la profundidad de los ojos azules, el verbo creador de un ángel, la cabellera preciosa (¿las alas?), el atuendo de un blanco resplandeciente y también por la misma ocasión la profundidad del escote…en fin, el paciente entra en calor y decide empezar la conversación a pesar de la programación en la tele. Básicamente, se convierte en un devorador de canalizaciones.

4-La fase del buscador que quiere a toda costa salir a de la cama

Totalmente convencido de que no tiene nada bueno ser un paciente que alimenta el sistema, el buscador quiere empezar a caminar. Por lo tanto, la enfermera acostumbrada a ayudar a la gente saliendo del coma, le ayuda a sentarse en la cama y luego en el borde de la cama. Así, el paciente se siente muy asistido y lleno de gratitud hacia esas enfermeras porque poco a poco ha ido descubriendo que varios ángeles cuidan de él.

Las enfermeras se convirtieron en SUS enfermeras y realmente se cree el centro de atención de esas enfermeras. En pocas palabras, se ha montado él solo su película y empieza a considerar que tener una pequeña aventura con una de ellas seria una justa recompensa, ya que él, se ha despertado (lo que no ha ocurrido con centenas de personas que se encuentran a su alrededor en el mismo cuarto…) Su estatus de despertado le infunde un estado de ser de superioridad a penas disimulado, Él, él sabe, él está despierto.

5-La fase del despierto que va a salir de la cama

Es la etapa critica, él intenta mantenerse de pie pero la falta de equilibrio (cosa que no le faltaba cuando estaba tumbado) le fastidia muchísimo sin añadir el hecho de que antes gozaba de buena salud y tenia sus puntos de referencia…En fin, aquí estamos en la fase de preguntarnos si la Ascensión es un timo. De hecho, tenia la dualidad en su mente y se creía que al levantarse y caminar, iba a unificarlo todo, haciendo que la dualidad desaparezca.

Es ahora cuando comprendemos (con mis artículos sobre el caminar) que sólo se puede caminar jugando con la dualidad (nos apoyamos con un pie pasando luego al otro) estando obligados a mantener un equilibrio en el desequilibrio. Efectivamente, cuando estábamos en la cama estábamos en equilibrio pero no había ningún movimiento hacia delante. Básicamente, estábamos muertos dentro de un cuerpo viviendo de forma mecánica y en modo automático.

Pero ahora, por el fenómeno de ascensión, hay que ser un vivo dentro de un cuerpo vivo y eso un triple problema que vamos a abarcar:

a) Nos damos cuenta que el cuerpo “vivo” estaba en su mínima potencia vía el cuerpo físico (1D-2D) pero que nuestro cuerpo de manifestación (yendo hasta la 12D) estaba casi muerto…de ahí la necesidad de volver a aprender, lo que conlleva cansancios intensos pero también haciendo que vuelva a emerger lo que estaba esclerosado-pegado (nudos energéticos-emocionales-mentales y espirituales- las creencias).

Por lo tanto, la ilusión de “antes gozaba de buena salud” apareció como un milagro porque ahora el “estoy completamente roto y rendido en todos los aspectos” no rima con lo que se anunciaba en caso de escoger el camino de la Ascencion. (1era desilusión).

b)impulsar un movimiento para ir hacia delante (la intención orientada hacia el servicio) sale de lo imaginario para convertirse en algo concreto. Y una vez más, segunda desilusión, esto tendría que haber sido muy fácil y una vez que el primer paso se hubiese dado, los siguientes tendrían que haber haber seguido sin problemas, ¡sin embargo no es en absoluto el caso!!! resumiendo, la ascensión prometida no ocurre para nada como lo teníamos previsto.

c)Antes teníamos referencias estables como el techo (el Cielo de los religiosos), los pies de la cama (la 3D correcta-el arquitecto de la cama), pero ahora cuando nos levantamos, estamos mas propensos en mirar hacia abajo que hacia el techo ya que tenemos dos pies que no actúan del todo como quisiéramos que lo hagan, antes estábamos echados cómodamente descansando pero ahora no es así…

Básicamente estamos desorientados porque todas nuestras referencias de antes se vuelven totalmente insuficientes. Ciertamente, al principio, cuando salimos de la cama, nos agarramos al cabezal de la cama, y con el vientre contra la cama, extendemos las piernas esperando encontrar un suelo duro para luego verticalizarnos, y luego dar media-vuelta sobre nosotros-mismos e ir hacia lo desconocido.

Y es cuando surge la 3era gran desilusión, pensábamos que el camino estaba trazado y que todo iba a ser muy fácil y sencillo. Sin embargo, en este preciso momento, se te dice “Te toca recorrer tu camino y sólo tu vocecita interior puede decirte lo que tienes que hacer”. ¡O sea un problema adicional que no estaba previsto!

Entonces es cuando 2 alternativas se van presentar: 1)volver a meterse en la cama y 2)encontrar un vía mas fácil y más segura.

Entonces, (con ruidos de trompetas y tambores) una enfermera radiante ladeando las caderas de forma provocativa entra en escena con una silla de ruedas agarrando firmemente los manillares. Lo que se tiene que interpretar como un enviado de luz (un EDL* a ser posible y de alto rango, es lo mejor sobretodo si queremos hacerle publicidad) que os llevará adonde le da la gana mientras os contesta lo que queréis oír…(el “no” no existe en el mundo invisible).

Por lo tanto, si decides sentarte en la silla (o sillón para los mas egoticos) de ruedas, volverás a encontrar un equilibrio, acomodado entre los cojines colocados con tal fin. De esta manera, podrás seguir avanzando sin tener que mirar de frente tu artritis y tus deficiencias musculares. Básicamente, te conviertes de nuevo en un muerto-viviente ya que tu cuerpo vuelve a su mínima potencia. Claro que puedes proclamar a los cuatro vientos que eres un caminante y que eres aun más rápido que todos los demás. Claro está, salvo que el verdadero trabajo no está hecho.

Ademas, como no hablas mucho con tu vocecita interior, es evidente que te vas a apoyar en los buenos y sensatos consejos de tu enfermera quien, a tus espaldas, te susurra lo que conviene hacer. Podrás entonces considerar esto como un guía quien, después de dar algunas zancadas por lo desconocido, se habrá ganado tu confianza.

Dicho de otra manera, pasaste de una cama-prisión a una cárcel con ruedas que sólo podrá vagar por un solo piso y a través de unos pasillos definidos. Está el corredor de los “iluminati”, el cual lleva hasta la gran sala del “Orden Mundial”, la cual lleva hacia otros corredores como “la Conspiración”, “los Reptilianos y asociados”, “los gobiernos secretos”con todos sus proyectos (Haarp, etc…) e instalaciones (en Marte, en el Ártico o Antártico, etc…)

En fin, recorres a trancos el camino y desde lo alto de tu silla de rueda escandes los eslóganes que promueven la salvación del planeta, la caída de los banqueros y el fin de los políticos. Mientras otros recorren unos pasillos mas “osos-amorosos”defendiendo el amor incondicional, la comida bio y la obligación de desarrollar la energía libre tan asfixiada por los carteles del petroleo…

Como puedes darte cuenta, cualquier individuo habiendo salido de la cama tendrá automáticamente que pasar por esos corredores porque son los que sostienen el edificio 3D4D construido por el mismísimo juego que vinimos a experimentar. Todos pasamos por esos pasillos (los del osito-amoroso y de las ilusiones relacionadas) pero con una pequeña diferencia importante: ¿Estas todavía en silla de ruedas?

Si la respuesta es sí, estaría bien tomar consciencia de ello para realizar el esfuerzo necesario para por fin levantarte y no dejarte llevar adonde tu enfermera decidió llevarte. Claro está que te van a doler las rodillas, eso es evidente pero habrá que hacerlo porque en caso contrario no podrás alcanzar la planta superior de 5D6D.

De hecho, no hay ascensor y por lo tanto tendrás que ascender aferrándote a la barandilla de la escalera, la cual está constituida por numerosos escalones y rellanos (para quien nunca haya subido ninguno-lo normal, si estáis en un cosa con ruedas…), será necesario dejar la silla y ponerse físicamente en marcha.

Cuando se te dice que tienes que arraigarte, esto significa coger la parte materia (así como la dualidad que la caracteriza) por los cuernos y comprender que no está en tu contra sino contigo, de lo contrario ¿para qué querer quedarse dentro de un cuerpo físico? Efectivamente, ¿de qué te sirve tener un cuerpo físico si sólo piensas en evaporarte?

Así vemos que los osos-amorosos (los que recorren los pasillos en silla de ruedas) están muy propensos a la evanescencia, muy inclinados a creer que existen los ascensores (mientras saben que nadie puede físicamente hacer el trabajo por ellos, y por lo tanto algo externo a ellos como el mismísimo ascensor) y encima no pueden dejar de quejarse de este cuerpo físico que les abandona…

Muchos piensan que un salvador (un iluminado de las Altas Esferas) o unos ET vendrán a echar una manita. Esto es fundamentalmente imposible ya que el objetivo consiste en que retomes la riendas de tu cuerpo de manifestación. Por consiguiente, es totalmente absurdo creer que se va a llevar a unos “blanditos de materia” hasta la planta superior ya que la 3D4D es justamente la planta del dominio de la materia.

En resumen, el juego actual orquestado por los involucionados sirve para mantenerte dependiente de una ayuda externa y lo hacen porque tú les das la autorización. Una enfermera nunca podrá obligar a un dormilón profesional a levantarse y a caminar. Ahora bien ¿Qué hace la enfermera si no es cuidar a las ovejas que tienen perfusiones por todas partes?

Su papel es mantenerlo en la cama lo mas tiempo posible. Entonces cuando algunos abran los ojos, hará todo lo posible para llevarlos en fantasías “divinas” durante las cuales el dormilón se creerá haber visto “Dios” en persona (lo normal ya que se supone que una enfermera está en mejor forma que el enfermo..si no fuese así, ¡ella no iría a currar!

Luego, si uno de ellos quiere realmente salir de la cama, su deber será conseguir que se sienta en la silla de ruedas para ahorrarle un poco de sufrimiento… Resulta mas seguro que querer andar por todas partes, sobretodo si al principio se tambalea. Está claro que chocar contra los muebles o el embaldosado no tiene nada placentero sobretodo si está frio y sobretodo con con lo bien que estábamos al calentito debajo de las mantas.

Por lo tanto, que hayas o no usado una silla de ruedas, esto no es el verdadero problema. Efectivamente, una silla de ruedas permite explorar más rápido los pasillos que nos esperan y que podemos evitar. A diferencia de los que al igual que yo se han arrastrado durante unas décadas para descubrirlos (ya que internet no existía) pero tarde o temprano, nos encontramos cara a cara con la escalera.

Una vez delante de la escalera, en tu opinión, quienes serán los menos penalizados: ¿los que se arrastran, los que titubean, los que caminan o los que están en sillas de ruedas? Serán los que habrán sabido desarrollar su musculatura y su discernimiento. De hecho, la planta de 3D4D es un verdadero laberinto en el cual todos los corredores te llevan otra vez hacia tu cama (de muerto).

Ahora bien, las escaleras están escondidas detrás de un puerta de las más anónimas. Esto es normal ya que son las escaleras de “Servicio”… En tu opinión ¿que tiene que pasar para que un cantidad suficiente de dormilones puedan despertarse, caminar y correr hacia esas puertas de Servicio?

Hay que empezar con algunos terremotos para hacer temblar la cama y despertar al dormido, luego prenderle fuego a la cabaña para que se levante sin hacer preguntas. Y por fin, contamos con su instinto de supervivencia para que se dirija corriendo hacia la puerta de salida la cual fue definitivamente arrancada en fecha del 17 de mayo del 2014.

Entonces, aunque seas un osito amoroso en la cama, en el borde de la cama o en sillas de ruedas, lo más importante es encontrar la puerta de salida, la del servicio, y que tengas la sinceridad autentica para armarte de valor y agarrarte a la barandilla 5D, la cual es ahora disponible para todos.

Por lo tanto, es inútil buscar excusas o buscar argumentos acerca de la validez de un pasillo u otro, de tal o tal creencia, lo importante siendo actuar y dejar constancia de una autonomía muscular real y no soñada.

Dicho de otra manera, se acabó el tiempo de los maestros y de los gurus. Se acabó el hecho de apoyarse sobre los demás o sobre enseñanzas exteriores. Se acabó encontrar algo normal en tener enfermeras porque tu ego estima que te lo mereces. Se acabó el hecho de seguir unas creencias edificadas para unos dormidos ya que pese a que parezcas estar caminando, sólo eres un sonámbulo inconsciente, o quizás un caminante consciente sobre ruedas queriendo pulir las diferencias.

Se acabó el creer que todo estará servido en una bandeja como lo hacían las enfermeras. Porque en esas bandejas, sólo había veneno generalmente con un aspecto apetitoso. Todo estaba falsificado, falso, desnaturalizado con el objetivo de mantener enfermo al paciente. Se acabaron los barbitúricos de las películas melodramáticas, las series rocambolescas y los juegos anestesiantes…

En cambio, una vez que habrás tocado la barandilla, un guía se te presentará para aclararte donde te encuentras y decirte donde se encuentra el próximo escalón. Estará aquí para ayudarte a ponerte en marcha pero sólo podrá hacerlo con la condición de que tu vocecita interior acepte plenamente el trato, ahora bien, ¿quién podrá decírselo sino tú, ya que tú eres justamente esta vocecita encarnada?

En resumen, la etapa del oso-amoroso es una etapa necesaria para que se levanten los muertos-vivientes pero no tiene que ser permanente. Te lo digo para que entiendas que no tengo nada en contra de los ositos-amorosos pero si que me toca dar patadas en las camas de los que se despertaron y en las sillas de ruedas que empiezan a obstruir un poco demasiado los corredores.

No es que no los quiera, al contrario, y es que un verdadero acto de amor no significa hacer la pelota, sino más bien todo lo contrario. Cuanto más numerosos estaremos en dejar los pasillos de la ilusión que nosotros-mismos hemos edificado para nosotros-mismos con el fin de llevar a cabo nuestra misión involutiva, menos estorbaremos los corredores y menos bloquearemos el acceso a los demás.

De hecho, cuantos osos-amorosos se quedan bloqueados delante de un cuadro o de un mueble pensando que por fin han encontrado dónde está la Vida. Sólo están obstruyendo los pasillos e impidiendo a que los demás puedan seguir adelante. Generan atascos por no saber discernir una ilusión entre las ilusiones. Por lo tanto lo normal es proporcionar un poco de fluidez sin quitar el cuadro o el mueble en cuestión, ya que de todas maneras encontraran otro más adelante.

Entonces la única solución es dar patadas (broncas) en las sillas de ruedas para que avancen más deprisa (de ser posible hacia la salida) o que la persona se de cuenta de que está sentada en una sofisticada cama plegable con ruedas y que se dejaba llevar a menudo por una mano invisible a la cual tenia abandonados todos sus poderes.

Bueno, me voy a despedir hasta la próxima porque creo que me quedan todavía dos ruedas por desmontar, sobretodo dentro de la familia de las sillas de ruedas. Cabe decir que son como la doble tuerca de seguridad y hay que insistir varias veces…

Laurent DUREAU

*con-sommateur. Del francés: con(tonto)- sommateur(dormitando)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*