Espejo, espejito ¿dime quien soy? (3)

En el articulo 1, hemos visto que el espejo físico, llamado “glace” en Francés, es en realidad el espejo del ego humano y que el espejo del alma (articulo 2) es el espejo del corazón.

Uno tiene plata en una de sus caras y el otro es oro puro. Uno es frio y volcado hacia el-mismo, mientras el otro es cálido y volcado hacia los demás… uno es depredador y contable, el otro da sin esperar nada a cambio…

Aunque esto parezca simbólico, la manera con la que funcionamos es un reflejo de lo que verdaderamente somos. Cuando la economía estaba basada en el “Gold Standard”, no había inflación, deflación o estanflación, ni tampoco tasas de cambio.

Cuando el Golden Standard se detuvo, el Silver Standard se desarrolló siguiendo el ritmo de las crisis financieras. El dinero, la moneda hecha de papel impreso es tan solo un ego que nos conduce a la perdida de la justicia financiera.

La usura se convirtió en algo corriente, al igual que la deuda. La imprenta de billetes fue productiva para unos pocos ya que desde aquel entonces, fue el ego quien tuvo el mando en la vida cotidiana.

El sistema financiero se tambaleó porque le hemos dado mas importancia al parecer que al ser. Hemos elegido el cada cual a lo suyo en vez de ayudarnos mutuamente. Por lo tanto, tenemos que dejar de mirarnos al espejo para decir yo soy y verdaderamente usar el espejo del alma para simplemente ser el yo Soy!

La fragancia, el color y la musicalidad, son unas cualidades que hemos de volver a descubrir para volver a encontrar los tesoros (très-or*) que llevamos dentro, los de nuestro corazón. Cuando intercambiamos unas sonrisas gratuitas y espontaneas, nos abrimos a nosotros-mismos.

Los demás son nuestros espejos porque reflejan lo que vemos a través de nuestros filtros internos.

Cuando alguien no nos agrada es porque esta persona tiene algo que no queremos ver en nosotros-mismos. Lo que no quieres ver se te presenta de manera sistemática. ¿Porque?

Es muy sencillo: has de entender que irradias lo que eres tal un farol en la noche. Cada mancha incrustada en ti sobre el cristal del farol se ve proyectada hacia fuera.

Por lo tanto, es muy fácil para un ser humano devolverte tus “manchas” a través de la resonancia. Solo puedes percibir según tu propia “pureza”, tu propia “luz”, tu propia fragancia, tu propia música.

Si a alguien le gusta el jazz y que te gusta también a ti, te sentirás bien con él. Lo mismo con el deporte, la música, cualquier punto de vista o actividad. ¿Entonces, que pasa cuando algo se vuelve repulsivo? Sencillamente, rechazas la parte que no te gusta de ti!

¿Será culpa del otro? En absoluto, es incluso un golpe de suerte que te permitirá descubrir quien eres. Así es cuando hablamos del espejo humano. Entonces, si tiendes a ser un poco pijo, es muy probable que el atuendo del mendigo te desagrade.

No hay nada raro en ello, pero en realidad eso quiere decir que tienes miedo a la pobreza y a la suciedad que le acompaña. Probablemente pensaras que no es así ya que lo normal es andar limpio y duchado. Está claro, pero también podrías vestirte de punk o cualquier otra cosa.

Por lo tanto, lo que cuenta para ti no es unicamente la pulcritud. Hay otra cosa detrás: quieres tener un estilo para ser aceptado dentro de un grupo determinado.

Estas influenciado por algo que te pide tener un cierto parecer. Entonces no eres realmente autentico. Conscientemente intentas serlo pero una mano invisible dirige tus decisiones.

¿Cual es esa mano y sobretodo cual es su objetivo? En la mayoría de los casos, será para estar querido, reconocido y valorizado. Pues bien, ¿que seria de ti si de repente perdieses tu trabajo, tu familia, tu piso? Un desastre, una escoria, un despojo humano, un mal querido, un mendigo?

Este razonamiento puede parecer algo retorcido, y sin embargo la vida fue tan dura conmigo que ahora sé perfectamente hacer la diferencia entre lo superficial, lo plateado y lo que es interior y duradero.

La única salida que encontré para ser verdaderamente yo-mismo fue: aceptar la mirada de los demás sin mas complicaciones y sin prejuicio. Muchos me contaron bobadas porque tenían un filtro tan espeso que pocas cosas eran fiables.

En cambio, al practicar la mirada del alma, podemos estar casi seguros de la veracidad de las palabras. Una mirada, una actitud, una sensación están mas cerca de la verdad que un discurso, una palabra o un cumplido.

Al practicar la técnica del espejo del alma, descubrirás poco a poco que el espejo humano es uno de los regalos mas grandes del universo para que avances en el camino hacia ti-mismo.

No busco a los tontos, a los pedantes, a los tarados, a estos o aquellos. No, la vida me los trae en bandeja en el momento adecuado con una sincronicidad abrumadora. Mi luz giratoria se enciende de manera instantánea en cuanto pueda sentir ese efecto espejo.

En general, la técnica es sencilla. Deja que tu ser entero resplandezca sin hacerte ninguna pregunta y cuando se manifieste un espejo, lo sabrás inmediatamente ya que te devolverá tu propia luz.

Se trata de la técnica del espejismo. Si algo reluce allá, entonces es algo interesante. Por lo tanto, me voy a acercar con mucho entusiasmo y energía porque sé que es una faceta de mi-mismo.

Cuando es algo bueno, siento mi confianza reforzada, cuando es algo menos bueno, sé que tengo que sacar el detergente de mi mente así como el paño de mi corazón para limpiar la mugre o la cosa que obstruye la visibilidad y la emitancia luminosa.

Es sencillo, eficaz, sin cháchara, es solo una introspección sincera e autentica y agradezco al causante del problema prestandole toda mi atención. Nada se resiste a la dulzura del corazón y a la firmeza de la mente. Es solo cuestión de saber dosificar.

Abrillantar la ventanas de nuestro “Si-Mismo” con frecuencia nos permite emitir esa luz que hace que la gente nos quiera. Siempre estoy repitiendo que es necesario quererse a si-mismo para querer al mundo entero, ya que el mundo entero se refleja en ti.

Cada persona con la que nos encontramos es un espejo que dará trabajo a tu limpiacristales interno. Es una bendición, por lo tanto, regala tu sonrisa a todos los desconocidos porque son los que mas te ayudaran a avanzar.

Los que te son muy cercanos ya no podrán realmente mostrarse espontáneos en tu presencia, salvo en los asuntos mas o menos íntimos que hayas aceptado compartir con ellos.

Si actuás como un espejo fiable, ayudas a los demás a progresar.

Por cada impureza eliminada del cristal que eres, tu transparencia mejorara y por consiguiente, tu valor aumentara a ojos de ellos. Cada vez que eliminas una emoción malvivida, tu cristal deja de distorsionar los rayos luminosos que te atraviesan.

Aumentar tu transparencia (o disminuir tu opacidad, según como quieras verlo) y disminuir tus zonas de distorsión emocionales y culturales, tendrá como resultado que la gente pueda verse mejor en ti.

¿Quien no tiene ganas que se le devuelva la imagen de lo que es? Tu carisma estará proporcionado a tu transparencia. Paradójicamente, cuanto mas transparente estés, mas te sientes en paz y a salvo. Nada puede alcanzarte para destruirte o ensuciarte.

En realidad, lo malo es querer esconder lo que eres a los demás. Actuando de esta manera, descubrirán automáticamente que “no eres claro”. No confiaran en ti de manera espontanea, esperando descubrir lo que falla en ti.

Enseñando las pepitas de oro de tu diamante, atraerás las miradas, la consideración y el amor de la gente. En cambio, si intentas esconder tus impurezas bajo una capa de plata externa, no tendrás tantas posibilidades de comunicarte verdaderamente con los demás.

Al alma le gusta verse reflejada en un alma porque sabe que al igual que el oro es indestructible, permanente y un valor refugio eterno. El oro no se oxida nunca mientras la plata oscurece y pierde su valor.

No busques ser un espejo del ego con el dinero, conviértete mas bien en un espejo del corazón con el oro del amor que hay en ti. Sé el mejor buscador de oro que puedas, ya que en ti se esconde una mina de oro infinita y a medida que vayas cavando, se ira desprendiendo el olor a alegría.

Cuando la alegría está, la felicidad no está muy lejos, sobretodo cuando la esperanza de hacerte rico de eternidad te abraza en el anillo Divino dónde tu diamante engastado eterno resplandece en toda su paz interna.

Laurent DUREAU

Articulo publicado inicialmente en el blog Booster Votre Influence el 25 de noviembre del 2008 y actualizado en el blog 345D el 28 de junio del 2012.

*Del francés: Trésor=Tesoro, (très=muy/or=oro/”mucho oro”)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*