Las 3 mayores trampas de la 4D

Pensamos a menudo que el hecho de dejar la 3D hará que lleguemos a un mundo mejor en cuanto alcancemos la 4D. Sin embargo, sabemos que la 3D-4D pertenece al mismo vehículo Espacio-Temporal, el cual es la escuela de la dualidad. La 3D corresponde a la materia (el espacio- lo masculino), mientras que la 4D, la parte femenina, corresponde al Tiempo o a la información.

Efectivamente, el amor es tan solo intercambio de información con todo el respeto que esto conlleva. Lo contrario del amor es la indiferencia, es decir la interrupción de transmisión de información. En nuestra jerga de 3D científica, lo vemos como el tiempo porque la vibración femenina duplica la frecuencia masculina, la cual nos aparece entonces como mas volátil…

Hablar de Espacio-Tiempo es hablar de ciencia, pero referente a los caminantes es mas conveniente hablar de Espacio de experimentación en la materia y de Tiempo de amor, de Tiempo de conexión a La Fuente, de Tiempo de intercambio de información. Está es la razón por la cual me siento a menudo un poco atascado en unos términos tales como Espacio-Tiempo (lo masculino-femenino), porque también existe su concepto simétrico que es el Tiempo-Espacio (lo femenino-masculino).

Uno (el Espacio-Tiempo) es la visión de aquel que se encuentra en 3D, mientras que el otro, el Tiempo-Espacio, es él que está en 4D. En el primer caso, vemos el espacio en todo con una noción de tiempo lineal exterior, mientras que en el segundo vemos el tiempo desde otro angulo, él del interior, él del estado de ser, al cual se suma una materialidad de intercambio de amor, de respeto y de vibraciones del “corazón”.

Tu que te encuentras en el camino teniendo a menudo un pie en 3D y el otro en 4D, ya sabes lo difícil que es el estar entre dos aguas. De un lado, se te muestra la verdadera vida según lo que se vive desde siempre, y del otro descubres que la verdadera vida no es la del exterior sino la del interior. Es una etapa muy incomoda para la mente, porque como suele tener el mando, el estado de ser que viene del corazón la va sustituyendo poco a poco.

Sabemos que los dos tienen que estar en equilibrio pero, para ello, tendremos que desarrollar totalmente el Tiempo-Espacio de la misma manera que hemos desarrollado nuestro Espacio-Tiempo. Por lo tanto, llegará un momento en que durante tu camino, tendrás claramente los 2 pies en el mismo sitio, es decir en 4D. Cuando venga este momento, el mundo de 3D te parecerá tan lejano que te preguntaras porque estas aun aquí con este cuerpo densificado en ese arenero de la dualidad.

Por consiguiente y lógicamente, atraído por unas vibraciones mas fluidas porque 2 veces mas rápidas, te has visto subir en el vórtice evolutivo vertical (ascensión) situado en el eje del primer chakra y del séptimo. Pasando del tercero al cuarto, luego cuando se haya adquirido el equilibrio podremos pasar al siguiente nivel en la escuela de 5D-6D.

La escuela de 3D4D es la del dominio de la dualidad, y tal como te lo puedes figurar, en 3D el aspecto material, el aspecto visible, el aspecto exterior, el aspecto de la densidad prevalece sobre el aspecto inmaterial, invisible, interior y liviano de la 4D, pero esta ultima no es exenta de trampas relativas a la dualidad. Pues si, las trampas de 4D te esperan con los brazos abiertos y vamos a ver cuales son…

1-El cansancio

Todos los que están en 4D desde hace un tiempo ya, experimentaron el cansancio y el desaliento que se sienten frente al caos que nos rodea. Se nos entran ganas de abandonarlo todo y sobretodo huir como sea de este cuerpo pesado, el cual muy a menudo está lejos de ser un vehículo en perfecta salud.

Nos damos cuenta que cada herida por muy pequeña que sea (o malestar mas grave) es una herencia de la 3D que empieza a asustarnos. Casi se podría decir que tenemos la sensación de sentirnos martirizado por todo este pasado, por toda esta materia contaminada, por este entorno negativo y nocivo sean los chemtrails o las vacunas, sin hablar de todas las ondas electromagnéticas y todos los idiotas que las usan para explotarnos y en ciertos casos para quitarnos de en medio y de paso ganar mas dinero.

Pues si, estamos hartos de este caos, de toda esta mierda del arenero y solo deseamos una cosa: ir al paraíso de la felicidad en el cual podríamos relajarnos en unos jardines paradisíacos y olvidarnos para siempre de este mundo tan malo. Por lo que empezamos a imaginarnos dentro de un cuerpo de ensueño, vestido con ropa tan ligera como transparente, pudiendo a la vez charlar cuando nos da la gana con todos los ángeles, arcángeles y otras formas de vida que pasen por ahí.

Entonces, cualquier imagen edulcorada, evanescente que muestre unos contactos con unos seres de los mas radiantes nos sienta bien, sobretodo si de paso hemos encendido dos velas y un poco de incienso. Queremos estar ya allá, arriba, en otra parte y por lo tanto lejos de esta trampa egoica que nos rodea. Es cierto que al principio esto ayuda a salir de la densidad de 3D pero una vez que estés completamente en 4D, esas mismas imágenes tarde o temprano te entristecerán porque te aparecerán como muy lejanas e inaccesibles.

Por lo que surgirá una pequeña depresión punzante que llegara en silencio. Ha entrado sin ruido sin que le prestemos atención. En efecto, cuanto mas nos acercamos a nuestro corazón, mas nuestro contacto con La Fuente se vuelve consistente, y por lo tanto nuestras ganas de volver a casa se van haciendo mas fuertes.

La nostalgia del mundo en el que estábamos antes de encarnar vuelve a la superficie como cualquier burbuja gaseosa de un pantano en estado de putrefacción. Estamos hartos de tener los pies en la mierda, de aun tener que ocuparnos de todos los bicharracos que nos los comen. Cada burbuja, cada “ampolla” se añade a nuestra lista de ganas de no estar aquí, de estar en otro lugar, perdido entre 2 dimensiones…El mundo de los pequeños placeres de este mundo se hace cada vez mas lejano.

Estamos entonces sumergido en una especie de depresión, una suerte de presión negativa que hace que nos cansemos de todo y que querer luchar nos parece casi inútil ya que, mentalmente, sabes que la competición pertenece a la 3D. Es entonces cuando surge otro sentimiento…

2-La impaciencia

En efecto, el tiempo que pasa exteriormente te parece tremendamente largo comparado con todos tus momentos de ensueños interiores. Tus paseos multidimensionales (sean conscientes o no) hacen que el tiempo lineal, aunque pase rápido en los hechos, parece extenderse infinitamente cuando te enteras de que la humanidad ascensionará dentro de 30, 40 o 50 años.

Esto te parece enorme, inhumano y sobretodo incomprensible. Entonces empiezas a soñar que a finales del 2012 habrá acabado este desastre, este mal sueño y que después, todo habrá terminado. Te pones a pensar que bastará con aguantar unos pocos meses para por fin extirparte de las múltiples preocupaciones de la vida existencial.

Luego, cuanto mas grande se vuelva tu mirada, mas te sentirás irritado interiormente. La enfermedad de la impaciencia te habrá contaminado después del cansancio. Pues sí, estar en la Vibración femenina no es lo mismo que estar en la Vibración masculina. En tal caso, mandaba el movimiento de las estrellas y te conformabas con ello, pese a que la impaciencia ya estuviese aquí.

Pero en 4D, la frecuencia de esta vibración se duplica y, ademas, actuá en dimensiones desconocidas en 3D. Empiezas a tener sueños conscientes, a percibir cosas que se esconden detrás del velo del olvido, y sin embargo, todo parce arrastrarse a tu alrededor. Tu cuerpo de materia esta constantemente tambaleándose por cualquier tontería.

Un día pasa esto, otro día pasa lo otro, y no consigues entender que al absorber mas luz, te estas poniendo peor que cuando estabas en 3D. Ya no te es posible aceptar el hecho de tener un cuerpo que se afloja, cuando antes siempre tenias buena salud… La impaciencia entonces surte efecto: Te pones de los nervios y cada segundo, cada día que pasa es casi una ofensa a tu vibración.

Claro que exagero un poco, pero quien de nosotros no ha sufrido esos síntomas de impaciencia causando unas bajadas vibratorias por no entender la razón principal por la cual el UNO nos deja en este aprieto dimensional.

Sabíamos que en 3D la impaciencia por ver los resultados concretizarse nos hacia dudar a veces de nuestras competencias. Pero aquí, en 4D, sabemos muy bien que nuestro poder de co-creación es mas grande y que los resultados deberían normalmente llegar mas rápido. Así sucede para muchas cosas del día a día, pero referente al momento tan esperado de la resurrección, ese momento final del renacimiento, empezamos a ponernos un poco de los nervios.

Entonces, para cuando los 3 días de oscuridad? Para cuando la inversión de los polos de la Tierra? Entonces, para cuando la llegada de los ET para que todo el mundo se entere? Entonces, para cuando la muerte de los bancos de la misma manera que se mueren las moscas durante un golpe de frio? Entonces, para cuando el derrumbe del mundo de la finanza al igual que un castillo de naipe? Entonces, para cuando la abdicación de los illuminatis?

Entonces, para cuando…? Pues si, la impaciencia del cambio, la impaciencia de ver las cosas realizarse nos oprime de una forma u otra en menor o mayor grado, pero todos las tuvimos o las tendremos. Es inevitable dado que la naturaleza misma de la fluidez es la velocidad. La de deslizarse entre las resistencias, por lo tanto, experimentamos las alegrías de la velocidad del tiempo, el cual, desde entonces, nos aparece como muy relativo.

El tiempo parece burlarse de nosotros haciéndonos vivir en pocos segundos horas de tiempo lineal, y al revés alargando el tiempo exterior para hacernos volver locos. Así es, la 4D pertenece al tándem de la dualidad y tenemos que aprender también que la impaciencia es una lección de la dualidad.

Una vez esta lección asimilada, podremos entonces ir en 5D dónde la noción del tiempo presente casi habrá sustituido cualquier noción lineal del tiempo. Nos dará igual decir que nos hace falta 50.000 años para pasar en 6D y unos cuantos millones de años para pasar en 7D, porque ya sabremos que todo esto es tan solo una ilusión mental ya que cuando vivimos en un presente eterno, estamos demostrando estar mas allá de las ilusiones temporales de la dualidad.

3-La compasión sin sabiduría

Efectivamente, cuanto mas avancemos en 4D, mas nos sentiremos UNO con los otros “Si-mismo”, y mas tenderemos a fraternizar y por lo tanto a dedicarnos al concepto de “servicio al prójimo”. Es grandioso, tan grandioso como el haber descubierto la esperanza del Nuevo Mundo, lo cual trae cansancio, y tan grandioso como vivir la elasticidad del tiempo, lo cual trae impaciencia. ¿Pero cual es la contrapartida de la compasión?

Es simplemente la sabiduría…Pues sí sin sabiduría, la compasión te llevará a unas situaciones imposibles tal un cordero yendo al matadero. La compasión en si-misma es equivalente al esclavismo de 3D trasladado en 4D. Es la manifestación del “servicio al prójimo” lo que te llevará a dar de tu tiempo, de tu dinero, y sobretodo te hará perder la razón referente a la ayuda que puedes aportar a este mundo.

La compasión, por lo tanto, tiene que ir acompañada de sabiduría. Sin sabiduría, la compasión te llevara al borde del abismo en el cual, tarde o temprano, gritaras al Cielo: “Porque…?????” Todos sabemos que el infierno no está solo empedrado de buenas intenciones. Al querer hacer “el bien”, solo adelantamos “el mal”…

La compasión pertenece también a la dualidad y posee todas sus propriedades. Por lo tanto, estate cuidadosamente al tanto de los motivos escondidos de la compasión que te sale del corazón. Porque a menudo, de paso, te darás cuenta que tu ego podría estar implicado.

En efecto, para darte un ejemplo concreto, un día me atormentó una cuestión en relación con mi madre. Debía de tener 7-8 años en aquella época y cada vez que mi madre regalaba verduras del huerto a los desconocidos de paso por casa, podía sentir de manera muy fuerte que tenia un corazón inmenso. Sentía cada vez muchísima gratitud.

Era un sentimiento profundo que me hacia vibrar de tal manera que sabia que esto pertenecía a otro mundo al cual aspiraba con todo mi corazón. No obstante, a veces, después de esto, mi padre le echaba un bronca casera y no entendía realmente cual era la razón de su enfado hasta que descubrí que mi padre estaba harto de matarse como un esclavo en el huerto solo por la cara bonita de los desconocidos de paso. Mi madre recibía todos los elogios y mi padre ninguno…

Fue entonces cuando entendí hasta que punto la “personalidad” de mi madre no escatimaba en dar para tener el reconocimiento de los forasteros (y así darse una imagen), mientras que mi padre no se aprovechaba en nada de la situación (ya que mi madre no le agradecía absolutamente nada), y que ademas, las verduras regaladas no llenaban nuestros platos con lo hambrientos que estábamos. Pues sí, a veces comíamos patatas porque mama lo había dado todo impulsivamente…

Así fue como descubrí que un acto absolutamente divino en su esencia podía, en realidad, estar contaminado por una necesidad egoica. Aprendí la lección: No hay que fiarse de las apariencias. Ni papa ni mama estaban equivocados o tenían la razón, pero los desconocidos sabían que si querían verduras, bastaba con una visita y unos saludos. Ni siquiera tenían que pedir algo para irse con un manojo de verduras bajo el brazo…

La compasión sin sabiduría es como la velocidad sin frenos. Tarde o temprano, te estrellaras y preguntaras a gritos al Cielo porque fuiste castigado cuando estabas dando lo mejor…la 4D, es también una dimensión de dualidad y para pasar en 5D, será necesario haber analizado las energías masculinas desde todos los ángulos, pero también los de las energías femeninas.

Así como lo femenino es atractivo a primera vista, ahora también mostrara su otra cara mas tarde. Lo mismo pasa con lo masculino quien, a menudo, enseña la mala cara primero (claro está que sobre este punto el hecho de ser visible no está a su favor) pero luego enseñara su lado bueno. Por lo tanto, no te fíes unicamente de lo luminoso porque rápido aprenderás que en un mundo de dualidad lo no-luminoso también tiene existencia.

La sabiduría tiene una raíz griega que significa “estar en equilibrio”. Es el soporte central de la balanza en la cual está el platillo de lo masculino a la derecha y el platillo de lo femenino a la izquierda. Entonces no vayas a creer que una polaridad es mejor que la otra. No, son iguales en todos los aspectos, tanto en “lo bueno” como en “lo menos bueno”.

El discernimiento es por lo tanto imprescindible y en cualquier circunstancia. Claro que no hay que confundir con la sospecha sistemática la cual es una enfermedad “mental” en los y las que no entendieron que el discernimiento pasa primero por el corazón y no por un razonamiento.

Laurent DUREAU

Articulo publicado inicialmente en el blog 5D6D el 27 de febrero de 2012 y actualizado en el blog 345D el 17 de noviembre de 2012.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*