¿Qué es la multidimensionalidad?

La verdad es que todo el mundo habla de ella, pero la realidad es que nadie entiende del todo su significado exacto. Cada uno intenta tener una pequeña idea sobre la cuestión para no pasar por idiota durante ciertas conversaciones pero al final ¡no es nada claro!

Efectivamente, en esta época en la cual la 3D, 4D y 5D empiezan a encontrar un sitio en el diccionario de los que siguen la moda, la noción de “dimensión” sólo se entiende de manera superficial. Es fácil demostrarlo, sólo basta con escuchar la preguntas formuladas entorno a este tema, y sobretodo ver hasta que punto se está formando la creencia del “¿Estoy en 3D, 4D o 5D?

El mero hecho de preguntárselo demuestra una ignorancia profunda de lo que puede ser una dimensión y sobretodo esta famosa multidimensionalidad. Esta palabra esta compuesta con “multi” que significa varias. Entonces ¿como contestar a la pregunta “¿estoy en 5D? Cuando estamos en varias dimensiones a la vez?

Te das cuenta de lo fácil que es demostrar que muchas personas que están en el camino de la Ascensión usan ciertos términos sin saber de que se trata exactamente. Claro está, aquí no hay nada nuevo, ya que unas cuantas otras palabras fueron trituradas de forma aproximativa tales como amor, libertad, fraternidad y ¡unas cuantas mas!

Entonces, antes de darte mas explicaciones, vamos a empezar con un eje de multidimensionalidad que cualquier ser humano conoce y vive cada día. Efectivamente, por definición, cada organismo viviente es un ensamblaje de varias dimensiones simultaneas, si no fuese así, sencillamente, no podría existir.

Veamos la 1era dimensión que es simple y sencillamente la materia. Sin materia, no tendrías cuerpo físico. Observándolo, comprendes que por si-mismo representa una exploración gigantesca. Efectivamente, este cuerpo está compuesto de múltiples partes que se imbrican las unas dentro de las otras y que son todas solidarias entre sí.

Si no fuese así, no podrías ni caminar, ni mover un brazo, ni tampoco hacer nada en este mundo. Si la medicina oficial necesitó tantos siglos para descubrir el “como funciona”, para poder repararlo, imagina entonces la complejidad del funcionamiento de un cuerpo físico.

Por lo tanto, el cuerpo físico es una dimensión, y es la que tiene la vibración más baja. La suelo llamar el vehículo o el equivalente de un coche completo. Se trata de una dimensión que requiere nuestra atención diariamente (lavarse, caminar, hacer deporte entre otras cosas), y si nos falta un trozo (un brazo, una pierna o un seno), esto cambiara evidentemente nuestra vida y nuestra perspectiva del mundo.

La segunda dimensión es la que le anima. Se trata del cuerpo energético (o eterico según como lo veas). Por lo general, vemos este cuerpo como el cuerpo de salud. En efecto,¿Quién no tiene que ocuparse de su salud y de su forma física? Todo el mundo pasa por ello, incluso cuando estamos jóvenes y despreocupados al punto de estropearlo rápido (la juventud) a través de métodos de destrucción masiva (tabaco, alcohol, azucares y comida basura).

Tarde o temprano, tendrás que gestionar esto en toda consciencia ya que será parte de tu cotidiano. Como puedes ver, estamos ya delante de dos dimensiones que vivir al mismo tiempo y no es para nada una tarea fácil, sobretodo cuando uno empieza a hacerse mayor… Nada más que esas 2 dimensiones, por si solas, ocupan unas cuantas horas de tu jornada (reparación, mantenimiento y uso, o sea cuidarse, lavarse, comer, moverse para no convertirse en un muerto viviente…)

Veamos ahora la 3ra dimensión, el cuerpo mental. Este tiene normalmente por objetivo la gestión de las dos primeras dimensiones dentro de la 3D (la que corresponde al hecho de actuar en un entorno material) y obedecer a otra dimensión conocida como el Alma. En cierto modo se podría ver como el conductor del coche o del taxi del Alma.

Pues imaginate que esta dimensión incluye la conducción del vehículo (leer, escribir, entender el dialecto y las costumbres locales para conseguir el carné de conducir) y tiene ademas la función de obedecer a los ordenes y ejecutarlos con alegría y buen humor. Resumiendo “estar al servicio de…” la Cuarta dimensión que es nuestra Alma.

Esa “3D” ocupa también mucho tiempo en nuestras vidas. Sobretodo cuando una cosa que se llama Cuerpo Emocional está pegado a ella. Es difícil olvidarse de él ya que se convierte en un quebradero de cabeza para muchos de nosotros. Este cuerpo emocional es de cierta forma una degeneración 3D de algo que llamamos sentimientos.

En efecto, el sentimiento es el cuerpo que anima la 4D (el corazón-el alma) pero por estar en contacto con la mente, se ha convertido en algo tan retorcido como el ego. Hasta diría que las emociones son los andrajos del ego. Sin emociones, tu ego no podría tenerte bajo control…y como el ego manipula tu mente a sus antojo, las emociones tienden a seguir la misma dirección…

Dicho de otra manera, cuando ascensionemos, nuestro cuerpo emocional tendrá mas o menos el mismo destino que nuestro ego, es decir el cementerio. Sé que suena duro para algunos o algunas pero no podemos cambiar este hecho. Sólo cuando sepas hacer la diferencia entre el sentimiento y la emoción, entonces comprenderás lo que quiero decir.

El sentimiento pertenece a la 4D, y no tiene nada que ver con las emociones de 3D. Por lo tanto, los que quieren un poco de adrenalina para sentirse vivos y existir, simplemente no ascencionarán. En 5D, la paz y la armonía no pueden ser compatibles con la ira, el resentimiento, el nerviosismo, la impaciencia que son frutos del egotismo.

Hablando claro, no será el chófer de taxi con sus estados emocionales quien decidirá hacer lo que le da la gana. Este chófer de taxi, si quiere ascensionar, tendrá que hacerse a la idea de que no le toca decidir del destino y que su papel principal es conducir con talento y serenidad este taxi de encarnación, este vehículo experimental dentro de la dualidad. Este es un trabajo a tiempo completo, un Contrato de Duración Determinada, el cual estará premiado con una moneda universal conocida como el amor incondicional.

El sonido de las monedas del amor incondicional se llama alegría y se escucha claramente cuando estamos en paz! Esa es la razón por la cual cuando estas alegre, la gente viene hacia ti… ¡Posees unas monedas y quieren hacer negocios contigo!

La Cuarta dimensión es por lo tanto la del “Tesoro Universal” en la cual la vibración del corazón hace funcionar el contador de tu riqueza interior. Todos sabemos que cuando estamos ricos por dentro, la riqueza exterior es mucho menos importante. Esta ultima interesa más bien la “del Tesoro Publico”que de una manera u otra acabará vaciándote los bolsillos (y que no te llevaras al cielo…)

Esta Cuarta dimensión requiere también mucha atención dado que es donde reside nuestro niño interior y tenemos entonces que estar atentos a sus balbuceos. Nos da tanto trabajo como si fuese un autentico recién nacido, con la única diferencia de que no nos hace falta dinero para alimentarlo…Pues, tal como se suele decir, cada uno recibirá acorde a su vibración, es decir acorde con su riqueza interior.

Las 2 primeras dimensiones (cuerpo físico y energético) son el motor de la Tierra, y las Terceras y Cuartas dimensiones son el motor del ser humano. La parte material esta dirigida por la 3D (la mente) mientras la parte viva se encuentra en 4D (el corazón).

Como te puedes imaginar la Quinta dimensión y la Sexta son el motor del Cielo. La parte baja, la cuyo soporte está relacionado con la Creación, esta ligada a la 3D y1D. En efecto, tus chakras masculinos (1-3-5) son la base (comparable a un motor eléctrico) a través de la cual la energía de los chakras femeninos (2-4-6) puede circular (la corriente eléctrica).

Tu cuerpo físico (motor eléctrico) está alimentado por tu cuerpo energético (electricidad) para que puedas moverte y así manifestarte como vehículo dentro de un entorno material. Es el motor que pertenece a la Tierra…

Luego, está tu cuerpo mental que sirve de soporte, el motor eléctrico en el cual podrá circular esa energía conocida como sentimiento y que solemos llamar también Cuerpo Emocional. En efecto, el cuerpo emocional es sólo un subproducto falsificado del cuerpo de sentimiento conocido como alma o niño interior. Aquí hablaremos del motor del humano.

Acabaremos con el motor del Cielo compuesto de una parte material (el motor llamado “Verbo”) que esta alimentado por la corriente de lo invisible conocida como el sueño, la intuición o equivalentes. Esta parte está ligada a los cuerpos budicos e atmicos, pero ahora no voy a abarcar este tema.

No obstante, existe un cuerpo conocido como espiritual y parecido al cuerpo emocional, un subproducto “humano”proveniente directamente del Yo inferior, situado dentro de tu corazón físico, pero ligado al motor del Cielo, al motor de lo invisible, al motor de una consciencia vibratoria mas elevada que la que corresponde a los dos primeros motores (el de la Tierra y del Humano).

Una vez mas, para disgusto de los “espiritualistas”, ya no hablaremos de espiritualidad en 5D dado que cada uno sera su propio Maestro y nadie seguirá ninguna enseñanza “espiritual” ya que cada uno habrá integrado la Ley del UNO. En efecto, la espiritualidad es tan solo una cosa externa, una mentalizacion del Ser, pero no es el Estado de Ser en si-mismo.

Claramente, sólo ascensionaran las personas que viven realmente la cosa y no las que piensan que viven la cosa. pues, SER es un nivel de consciencia frente a la acción del momento presente, del aquí y ahora y no una proyección, por muy divina que sea.

Sólo podremos tomar posesión de nuestro cuerpo de Ser con la única condición de abandonar nuestros cuerpos espirituales y emocionales, los cuales son tan sólo unos subproductos del ego que acabará también por morirse. Dicho de otra manera, mientras tu ego esté en el candelero creyéndose el jefe y queriendo estar al mando a toda costa y con todas las razones del mundo (egoticas), seguirás siendo su esclavo.

Resumiendo un poco, estarás de acuerdo en que vivimos nuestras multimensionalidades actuales como una y una sola, cuando en realidad sabemos íntimamente y lógicamente que están encajadas las unas dentro de las otras como unas muñecas rusas dimensionalmente distintas pero vibratoriamente interconectadas.

¿Entonces que podemos pensar acerca de alguien que se pregunta si vive en 3D, 4D o 4D? Sólo nos confirma su ignorancia referente a la multidimensionalidad que le habita. Es así que nuestro ego nos puede mangonear. Detrás de su YO* (por definición egotico), es su JUEGO* entero él que tiene el mando.

Pero una vez que hayas tomado consciencia del movimiento independiente de cada uno de tus cuerpos, mejor sabrás como tener el dominio (¡lo que no significa tomar el control!). Por consiguiente, cuando un emoción te supera, mírala por lo que es y salúdala así sencillamente y sin ningún juicio.

Haz lo mismo con algún dolor físico, mental u otro, y ya verás como de repente todo se volverá mas simple. Esto te permitirá tomar cierta distancia, ser un observador atento a tus diferentes facetas y así mismo, gracias a la ley del UNO, poder reunir los fragmentos que son antagonistas entre si.

En efecto, al vivir en un mudo de dualidad, es un espejismo creer que puedes quedarte unicamente con lo positivo y echar lo negativo. Esto es una ilusión basada en una creencia de separación. Técnicamente, dónde hay un menos, habrá también un más ya que todo es equilibrio. Entonces, si sabes esto, sabrás que vivir en la dualidad es una paradoja permanente.

Uniendo los opuestos-complementarios por amor incondicional (entonces sin juicio ninguno), volverás a encontrar la UNIDAD. Sólo con la condición de aceptar plenamente y enteramente todo lo que te habita, volverás a encontrar una unidad suficiente como para escapar del ilusorio carrusel de la dualidad.

Por lo tanto, ya no hay nada que trabajar, nada que purificar, sólo se trata de aceptarlo todo con paz e humildad. Tomando consciencia de las multidimensionalidades que están en ti, demostraras de una manera vibratoriamente indiscutible que has comprendido el hecho de que eres una consciencia que toma consciencia de sí-misma.

Amate a ti-mismo y el mundo será tuyo. Cuando descubras tu unicidad, descubrirás por la misma ocasión que también eres el todo. Es una paradoja que significa simplemente que estas por encima de la dualidad, encima de la separación entre un más y un menos, entre un yo y un nosotros, porque como bien sabes, somos el UNO. Somos cada uno una faceta que permite al diamante llamado la Fuente irradiar la luz mas deslumbrante.

Sin nosotros, sin cada faceta de todas las formas de vida, la Fuente sólo seria un piedra tosca y bruta. La Fuente, en calidad de diamante, es semejante a un motor eléctrico mientras nosotros somos la vibración que lo recorre.

Si llegamos a entender nuestras multidimensionalidades, emitiremos una corriente menos parasitada. Entonces el rendimiento será mejor, de mayor utilidad y este diamante será aun más brillante. Estamos aquí para embellecer a la Creación con nuestras más bellas vibraciones, entonces empecemos por descubrir que somos unos seres que ya juegan dentro de múltiples dimensiones, aquí y ahora y trabajando para comprender lo que somos.

Es algo sencillo, basta con ser sincero referente a todo lo que nos habita, no emitir ningún juicio acerca de ello para dejar de separar y automáticamente el programa de ensamblaje de nuestras partes huérfanas tendrá lugar primero en nosotros para luego descubrir que pasa lo mismo fuera de nosotros.

Volver a conectar con nuestras multidimensionalidades internas nos llevará a conectar también con nuestras multidimensionalidades externas, como por ejemplo todas las formas de vida que nos rodean actualmente (tanto las que son visibles como las que nos lo son).

Entonces, deja de creer que tienes sólo una dimensión, la de tu ego. Él te hablará sólo de 3D haciendo que te preguntes si estas en 4D o en 5D…Por lo tanto, si por milagro te crees en 4D (o 5D o 6D), ten en cuenta que sólo se trata de una proyección, o sea otra ilusión para engañarte.

Estas en todas esas dimensiones a la vez y de y es sólo tu consciencia la que se pasea por una de ellas o la que observa lo que está pasando en términos interactivos entre todas tus dimensiones internas y externas. ¡Sal de la trampa que te hace creer que estás hecho de una sola pieza, porque en realidad eres una hoja múltiple!

Observate y acepta incondicionalmente lo que pasa en ti, ya verás que todo será cada vez más fluido. Soltando, tus resistencias, tus bloqueos se irán convirtiendo en hebra de paja frente al rio de amor que se esparce en ti. Vuelve a abrir las válvulas del momento presente, con sinceridad y humildad, y ¡ya verás que no era tan complicado como parecía!

In Lakesh !

Laurent DUREAU

Articulo publicado originalmente en el blog 4D5D el 1 de julio del 2011 y actualizado en el blog 345D el 26 de septiembre del 2012

*Juego de palabras: Del francés JE (YO) y JEU(JUEGO)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*