¿Ángeles y niños interiores, quienes sois?

Para seguir con la saga de los vocabularios “espirituosos”, o sea de los que te marean y que de cierta manera, matan tu verdadera espiritualidad a favor del semblante creado por el ego, vamos a abordar hoy las nociones de ángel y de niño interior.

Como ya lo hemos visto con l’Esprit Saint*, ya sabemos que cualquier fabula del ego nace a partir de una verdad indiscutible. Empecemos entonces con la noción de ángel…

Un ángel, por principio, es una entidad “etérea”, lo que significa que no tiene cuerpo físico, no está encarnada, de lo contrario ya no seria un ángel en el sentido propio del termino.

Entonces, que significa el hecho de decir que alguien es un ángel por lo bien que nos sentimos en su presencia? Es muy sencillo, esto quiere decir que sentimos en él, a través de su cuerpo de materia, que una forma de vida está obrando y que estamos en resonancia con ella…

Dicho de otra manera, esta persona transmite algo que le habita. Se trata de algo controlado por el ego/mente? Pues no!

Efectivamente, nuestro ego/mente es todo salvo etéreo. Esta pegado a la materia densa, a la forma y a todo lo que permite extender su dominio a través de los actos de la Vida que habita este cuerpo.

Ahora bien, qués es esta Vida que intenta manifestarte en ti? dirás que es tu alma y te contestaré afirmativamente, pero se trata de tu alma cósmica y no esa alma prehumana sumida en sus trastornos emocionales típicamente terrestres.

Por lo tanto, si haces la conexión, descubrirás que tu ángel es simplemente tu hermano atómico, tu Ser superior, el cual desea desesperadamente hablar con tu ser inferior (o yo inferior) encarnado en ti.

O sea que el ángel que quiere tu bien es en realidad la otra parte de ti-mismo que de cierto modo está encadenada a la parte encarnada. Entonces, si ves a un ángel hablarte, es que estas conversando contigo-mismo!

Puedes darle todos los nombres que quieras, lo importante es que creas en él, y sobretodo que sientas esta presencia en ti-mismo. O sea que él es tu vocecita interna…

En realidad, este ángel tiene también una polaridad pero como no está encarnado, no podemos hablar de masculino o de femenino sino de su equivalente en términos de luz. Es a la vez el ángel blanco y el ángel negro, los dos trabajando bajo control del ángel de la guarda.

Este ángel de la guarda es tu Espíritu Director (el gran SER) que se encuentra en el sol, mientras que el hermano atómico está directamente ligado a una sola encarnación. Efectivamente, nuestro Espíritu Director puede manejar hasta 8 marionetas al mismo tiempo.

Debes de entender que cada marioneta es una pareja constituida de un hermano atómico (la parte femenina etérea- el Ser superior morando en la periferia del sol) casado con un hermano solar (el Ser inferior-la parte masculina encarnada proveniente del sol).

Si vuelves a leer mi articulo sobre “Quienes son nuestros ángeles”, encontraras la jerarquía entre todas las partes etéreas que nos echan una mano en la pecera de la experimentación.

Claro que queremos estar como el ángel flotando en el éter sin ningún problema, pero a él le gustaría estar encarnado para poder experimentar lo que le desearía sentir.

En efecto, él es todo amor pero no conoce el sabor del pan, la sensación de bañarse en el mar, acariciar la piel de una persona (un bebé o una pareja), etc…

Ahora bien, normalmente, nuestra parte angelical tendría que ser uña y carne con la parte encarnada y recíprocamente, no obstante… el reciproco no fue exitoso.

Efectivamente, el ego-mente se interpuso progresivamente entre los dos y se convirtió en el administrador oficial de la relación. De esta manera, se volvió el usurpador al mando. Por un lado, el administrador pone todo en marcha para evacuar la comunicaciones con el ángel (el verdadero jefe) para conservar su sitio, y del otro lado, culpa a la fiel marioneta…

Esa fiel marioneta es en realidad nuestro “niño interior”. Él ha venido para divertirse y a comerse la vida sin hacerse preguntas. Por lo tanto, antes de encarnarse, el Ser inferior ya tenia previsto un menú altamente gastronómico.

Por desgracia, con ese ego, ese aguafiestas de turno con sus ideas de seriedad, de responsable dotado de razón, el niño interior ha sido abofeteado y azotado hasta tal punto que llorar casi se ha convertido en un habito para él. O sea que esta sufriendo y haciendo pucheros!

Para resumirlo todo, la pareja, el señor Encarnado ha venido a divertirse como un crio en la tierra (con su pequeña lista personal-el niño interior), mientras que la señora Etérea le susurra al oído las grandes lineas del trabajo que cumplir (el ángel)…

Por lo tanto, siempre fue con gran alegría que nos hemos encarnado en la Tierra, porque un gran festejo nos esperaba! No hay equivocación posible, basta con mirar a los bebes para darse cuenta de que sonríen de oreja a oreja enseñando sus bonitas encías (a falta de tener dientes suficientes) de lo contentos que están de estar aquí!

Se suele decir que tienen la mirada traviesa y no es de extrañar ya que están aquí justamente para experimentar todo lo que pueden. Pero desafortunadamente, un estúpido subjefe, en nombre de la razón y de la seriedad, se va a hacer cargo de la situación…

Y es así como el inocente de ojos chispeantes, de risa juguetona y de sonrisa perfecta, se vuelve poco a poco malhumorado y llega a preguntarse porque se ha metido en este lio!

Entonces, de manera instintiva y natural, empezara a recordar quien era antes: un etéreo vagueando en una especie de beatitud convertida en costumbre en ese océano de amor en el cual estaba sumergido.

Claro que las ganas de volver a casa son grandes, y la única solución para conseguirlo es escuchar nuestra vocecita interna. Primero, oiremos al niño interior incursionando en los pequeños regocijos que vino a buscar, luego, en el trasfondo, podremos oír al otro interlocutor, su ángel, y también la muchedumbre a su alrededor.

En fin, la idea consiste en mandar a paseo a este regidor, este imbécil obsesionado con la razón, el control y las responsabilidades. Entonces, lo primero que tenemos que hacer es deshacernos del documento de identidad que nos ha entregado.

Hablando claro, cuanto antes nos vayamos deshaciendo de nuestra personalidad, mas rápido nos convertiremos en un indigente bendecido por los ángeles… esta claro que sin apodo ni contraseña (documento de identidad y seguridad social), no podremos ir a fichar a la fabrica de la 3D. Se acabó la esclavitud en nombre de la separación y del beneficio para los demás!

Pues si, si no nos libramos de la maquina para fichar y del “que va ser de mi si no trabajo mas”, no veo de que sirve querer recorrer el camino del despertar!

El camino del despertar consiste primero en hacerse consciente que nuestra vida supuestamente normal es en realidad un escenario básico de esclavo que nos llevara hacia 2 cosas tan ciertas una como la otra: el cementerio (el game over) y un karma bastante inflado (o sea la factura que corresponde a los daños provocados por las rabietas de nuestro niño interior).

Por lo tanto, si lo has entendido todo bien, es tiempo de tirar la toalla de la 3D hecha de cuero y de fusta para ir a frotarse contra la seda y el satén de un nuevo mundo, el cual, normalmente, traerá de nuevo la conexión entre nuestra parte etérea y nuestra parte encarnada.

Yo, estoy a favor de la paz en el hogar, pero lo cósmico es mas importante que lo terrenal, lo interior mas que lo exterior. Efectivamente, como el mundo es tan solo un espejo de nuestro interior, es altamente aconsejado empezar por ahí.

Claro que puedes empezar por lo exterior, no obstante, es muy poco probable que el menú de tu niño interior sea idéntico al de tu pareja.

En pocas palabras, hoy y ahora, ten el valor de mirarte de frente en tu interioridad, y si el exterior ya no te conviene, entonces toma decisiones para que tengan lugar los cambios necesarios.

Ya sé que algunas parejas lo van a desaprobar pero ten por seguro que a tu ángel le da igual que tu matrimonio o tu pareja sea un éxito según los criterios del amor del prehumano completamente contaminado por el ego.

Mas vale estar solo que mal acompañado dice el refrán. En ese caso, me dirijo sobretodo a las mujeres, las cuales, por naturaleza, tienen una gran tendencia en querer arreglar las cosas! Desapegados para volver a fluir de nuevo!

Existe una jerarquía vibratoria en el universo. No impone nada y sin embargo, hagas lo hagas, siempre la tendrás aquí cerca. Es como tu vocecita interior, por mucho que la ignores, siempre estará aquí.

Entonces, si quieres ver a los ángeles, tendrás que jugártela bien con tu ego. Este, solo se rendirá cuando este agonizando ante la luz que emitas. Es como un vampiro que solo puede vivir en la oscuridad, la mentira, la dominación y la separación.

Retomando el contacto con tu vocecita interna, es como si encendieses una velita cada vez que lo estas haciendo. Así a lo largo del tiempo, todas las velitas iluminaran tu templo interior hasta tal punto que las sombras habrán desaparecido.

Visto desde fuera, tu mirada proyectara la belleza de tus vitrales interiores como el rosetón de una catedral, mientras que la puerta de tu edificio sonreirá enseñando sus palabras reconfortantes y dulces.

Somos una catedral en movimiento, iluminada desde dentro por el mas hermoso de los soles, dónde todos los habitantes están desnudos mientras que fuera, la gran mayoría tiene frio. Cuanto quisieran estar calentitos, ya que ellos convirtieron su catedral en una caseta en ruinas con una valla por miedo a los extraños.

Dicen querer preservar su intimidad, pero en realidad, no quieren enseñar su estado de insalubridad. Desde fuera, la casita siempre parece arreglada, pero por dentro, es una autentica catástrofe!

Solo irán en 5D los que habrán restablecido la corriente y la comunicación con el altar de su corazón, y por tanto de su ángel. Habrán dejado de hacer retoques externos para lucir bien, y habrán abandonado todas las creencias que contaminan el ambiente interno.

Para ello, habrán abierto las ventanas para ventilar y por fin respirar, tal como se les pide su niño interior. Se dejaran llevar por el instante acompañando a la vida y no luchando en contra de ella.

Habrán entendido que ese famoso desapego no es un abandono, una crisis como lo diría el ego, sino mas bien un acompañamiento responsable en la elección hecha por tu niño interior y tus ángeles.

En fin, cuando un bebe volverá a reírse dentro de ti, ya sabrás que esta contento por haberlo por fin escuchado. Se sentirá querido y no psicoanalizado por ese jefe totalmente obsoleto!

La alegría y la felicidad no se fabrican y no se compran. Son el resultado de la comunicación que tienes con las otras partes de ti-mismo. Por lo tanto, deja de trabajar y tomatelo mas bien como un juego. Así te relajaras. Siempre se corre mas rápido cantando. Eso es lo normal, ya que despegaremos gracias a las alas del ángel que nos habita…!

Laurent DUREAU

Articulo publicado inicialmente en el blog 4D5D el 24 de enero del 2011 y actualizado en el blog 345D el 3 de septiembre del 2012.

 

*articulo solo disponible en francés de momento

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*